Asociación ilícita y horas extras imposibles: se querellan contra Reginato y 34 altos funcionarios

El libelo apunta a una asociación ilícita montada al interior de la municipalidad presidida entonces por Virginia Reginato, para defraudar a las arcas fiscales mediante la realización de horas extras más allá de las físicamente posibles. En otras palabras, «asignaban más de 24 horas de jornada laboral, entre extras y ordinarias». En la lista de querellados figuran 34 jefes de servicio, la propia exalcaldesa Reginato y su brazo derecho, María Angélica Maldonado. Esta mañana se definirá el cierre o no de la investigación que sustancia la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía de Valparaíso. Los detalles los revela la Unidad de Investigación de BioBioChile.

Una ampliación de querella por asociación ilícita y fraude al fisco ingresó el abogado denunciante del denominado caso Horas Extras, en contra de altos funcionarios de la exadministración de Virginia Reginato en Viña del Mar.

Se trata de un libelo -al que tuvo acceso la Unidad de Investigación de BioBioChile– en contra de 34 jefes de servicio, la propia exalcadesa de la ciudad jardín, además de su brazo derecho y exjefa de Gabinete, María Angélica Maldonado.

Según estipula la acción legal ingresada ante el Juzgado de Garantía viñamarino, a todos los funcionarios se les acusa de montar una organización destinada a cometer delitos al interior de la casa edilicia.

En la presentación de 17 páginas, Gómez argumenta que todos los jefes de servicio sindicados asignaron horas extras al personal de su dependencia más allá de un límite posible de realizar, de acuerdo a lo que se desprende de un sumario administrativo realizado por la Contraloría General de la República en el municipio.

La cúspide

De acuerdo a la querella, existía un orden “permanente y jerarquizado de la organización”. En el primer nivel, aparece mencionada la exalcaldesa Reginato y María Angélica Maldonado.

La entonces jefa comunal era quien firmaba los decretos de horas extras, por lo tanto “es la responsable primera de las defraudaciones”, reza el documento presentado por el presidente de la Fundación Viña Transparente.

Maldonado, en tanto, “era quien tomaba las decisiones políticas”, agrega.

En el segundo escalafón figuran los mandos medios. Es decir, los 34 jefes de servicio que -de acuerdo a Gómez- determinaban las horas extras más allá de lo físicamente posible.

En otras palabras, “más de 24 horas de jornada laboral, entre horas extras y ordinarias”, explica el querellante.

“Otros funcionarios han delinquido por omisión, donde se encuentran los funcionarios garantes o fiscalizadores, que tienen como deber velar por la cautela del patrimonio municipal”, añade. Entre ellos aparecen los directores jurídicos, control y finanzas.

En el último peldaño, en tanto, figuran 443 empleados de la administración comunal que percibieron dineros por los sobre turnos asignados. Todos ellos mencionados con nombre y apellido en el informe de Contraloría que confirmó las denuncias hace ya seis años.

La audiencia

Así las cosas, a través de la querella Gómez solicitó también una serie de diligencias, entre ellas la toma de declaración a una veintena de funcionarios de la Contraloría, exempleados municipales y concejales de la comuna.

Asimismo, solicita que se ordene una auditoría de las horas extras desde 2010 a 2019 a la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la PDI, con el propósito de “determinar los montos indebidamente pagados”.

Con esta presentación además se busca ampliar el número de funcionarios indagados en este caso que sustancia la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía de Valparaíso, previo a la audiencia para concretar el cierre de la investigación que se llevará a cabo esta mañana.

Actualmente están formalizados Pablo Staig, entonces administrador municipal; Manuel Echevarría, director del área de Finanzas; y Javier Vásquez, contador y funcionario de la casa edilicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *